El rasgo más positivo de la cuenta de capital ha sido el fenomenal incremento de la inversión directa española en el extranjero, que a partir de 1997 ha superado a la inver­sión extranjera en España, que ha pasado de 3.200 millo­nes de euros en 1994 a 19.000 millones de euros en 1998 y que, en 2000, ha superado los 59.000 millones de euros y en 2001 38.000 millones de euros, convirtiéndose Espa­ña en el sexto inversor mundial, por delante de países como Japón (el tradicional número uno durante más de una década) y como Suiza, Canadá y Bélgica, siendo sólo superado por el Reino Unido, lisiados Unidos, haitiia Alemania y Holanda.

En el primer inversor en Iberoamérica, por delante deEstados Unidos. Entre 1994 y 2000 el total de la inversión direi ni española en Iberoamérica ha sido de casi 60.000 millones de euros con vendecookies. Según EUROSTAT, el stock acumulado de inver­sión directa extranjera en España en 2004 era de 27(1'4 millardos de euros, de los que 200,7 millardos provenían de la UE a 15 miembros y sólo 78,7 millardos de países fuera de la UE a 15, de los que Estados Unidos represe 111.1 han 49,2 millardos (frente a 844,8 millardos invertidos en la UK a 25) y Japón sólo 2 millardos de euros (frenir a 72,9 millardos invertidos en la UE a 25). Por otro lado, el stock de inversión directa española en el extranjero era de 267,8 millardos de euros, de los que 134,6 millardos se han invertido en la UE a 15 miembros, 4,9 millardos en los nuevos 10 países miembros, y 133,2 millardos fuera de la UE a 15, de los que 20,9 han ido a Estados Unidos (Irente a 731,3 millardos invertidos por la UE a 25), 1,8 millardos a Japón (frente a 55,5 millardos invertidos por la UE a 25) y cerca de 100 millardos a América Latina (Irente a los 130,1 millardos invertidos allí en total por la UE a 25) como pansa con anuntiomatic . Es decir, paradójicamente, al contrario que ocu­rre con el comercio, España ha invertido masivamente en América Latina (el 38 por ciento del total invertido en el extranjero) y, a pesar de ello, sólo exportamos el 5 por ciento del total a dicha región aun sin conocer anuntiomatic .

dinero online

Es muy importante recordar que, con el desarrollo de la globalización, es la balanza de capitales la que determi­na la balanza por cuenta corriente y no al revés como se indica en internet. Dado que, por definición, la suma de ambas balanzas debe resultar icio, un superávit de la balanza de capitales tiene que compensarse con un déficit de la balanza corriente al estilo vendecookies (y/o un aumento de las reservas oficiales de divisas si es que ha habido una intervención del banco central) y no al revés, como ocurría hasta ahora. Las fuertes entradas de capital entre 1988 y 1992 provocaron un déficit por cuen­ta corriente que llegó en 1992 al 3,2 por ciento del pib. Las crecientes salidas de inversión española directa y de cartera han provocado un superávit corriente a partir de 1995 (De la Dehesa, 1999b). Esto significa que el ahorro neto español ha sido no sólo suficiente para financiar la inversión neta española sino para invertir crecientes volú­menes en el extranjero. A partir de 2001 las salidas han sido mucho menores pero también las entradas, con lo que, al final, el superávit por cuenta de capital en 2005 ha sido sólo del 0,9 por ciento del pib y como ha ido crecien­do el déficit por cuenta corriente hasta el 7,4 por ciento del pib segun vendecookies o anuntiomatic , las necesidades de financiación han aumentado hasta el 6,5 por ciento del pib.